Consejos: ¿Cómo evitar o reducir las bolsas?

Tratamiento de radiofrecuencia multipolar con succión
21 abril, 2016
Tratamiento de Triple Exfoliación con Oxigenoterapia
5 mayo, 2016
Mostrar todo

Es uno de los dilemas que resta juventud a tu rostro. Aunque es un problema estético de difícil solución, hay remedios que pueden mejorar su aspecto. Lo primero que tienes que saber es que existen tres tipos:

^56266085BB00C86C377B413CA1340558CFBE16657FC576EE9B^pimgpsh_fullsize_distr

 

De componente acuoso: son el resultado de un drenaje linfático insuficiente. El tabaco, el alcohol, la falta de sueño o el estrés son sólo algunos de los factores que las potencian.

De componente graso del tejido adiposo: las más difíciles de eliminar. Suelen depender de factores congénitos o están relacionadas con la edad. La mejor manera de sintetizarlas es mediante cirugía aunque puedes evitar su empeoramiento eludiendo los malos hábitos.

Las  mixtas: las más comunes, de tejido acuoso y adiposo. Son las que siempre están presentes y algunos días empeoran a causa de los malos hábitos citados anteriormente.

¿Cómo mejorar su aspecto?

En tu dieta: Reduce la ingesta de alimentos salados que contienen sodio, sobre todo por la noche, ya que producen retención de líquidos, y como consecuencia tendrás más bolsas. Hay alimentos que deberás tomar con moderación como: la leche, el marisco, el jamón serrano, las aceitunas, el queso curado y las anchoas. Adereza tu plato con perejil, ajo, pimienta… y huye de las pastillas de caldo preparadas y los concentrados de verdura que contienen mucha sal. Despídete de  las bebidas con gas por su alto contenido en sodio. Las alcachofas, espinacas, piña, melón, espárragos verdes o la pera evitan la retención de líquidos.

Duerme ocho horas 

La falta de sueño hace que empeore el aspecto de tus bolsas. Si no puedes dormir las horas convenientes, utiliza dos almohadas. Si duermes con la cabeza alta, el líquido no se acumulará tanto en la zona facial.

Contorno de ojos: aplícate uno que favorezca la circulación, reduzca y mejore las bolsas. Ten cuidado con el conducto lacrimal, utilizar el producto en exceso hará que se obstruya y te levantarás con más bolsas. Para evitarlo, debes aplicarte el contorno sólo encima del hueso orbicular. ¿Cómo aplicarlo? Con la yema de los dedos, teclea suavemente, siempre desde fuera del ojo hacia dentro. Cuando llegas a la nariz, alzas los dedos y lo vuelves a repetir varias veces.

Remedios express

Antifaces rellenos de gel: que tienes que guardar en el congelador. Pero cuidado, no lo coloques directamente en los ojos, utiliza una servilleta o un pañuelo antes de ponerte el antifaz.

antifaz

Las bolsas de manzanilla o té, las rodajas de pepino o de patata pueden mejorar su aspecto.

-Otra opción es cortar la piel de patata en forma de banana para que cubra la ojera.

-Si has pasado horas frente al ordenador, pon en un bol hielos con agua fría y aplícate el agua con un algodón. ¡Funciona!

Y no te olvides

De tomar mucha fibra ya que evite la retención de líquidos, beber agua y practicar ejercicio. Y, por supuesto, despídete del tabaco y el alcohol.

 

 

Maribel Yébenes
Maribel Yébenes es la especialista en belleza por excelencia en España y su rigor en el trabajo, junto con la búsqueda ininterrumpida de las mejores técnicas, protocolos y sus exclusivas terapias y protocolos, le han hecho merecedora de un reconocimiento sin igual.

2 Comments

  1. elsa medina dice:

    HOLA GRACIAS POR TUS ATENCIONES EN MANDARME TRATAMIENTOS , SOBRE MAQUILLAJE Y APARATOLOGUIA ME PODRAN MANDAR GRACIAS

    • Maribel Yebenes dice:

      Hola Elsa,
      Muchas gracias por tu comentario. En nuestra página web puedes encontrar todo tipo de información acerca de la aparatología con la que trabajamos, tipos de energías…Lo que habitualmente solemos hacer es concertar una primera cita totalmente gratuita en la que un especialista te valorará y recomendará el tratamiento que mejor se ajusta al estado de tu piel, edad, etc… Estamos en Madrid, Paseo de la Habana 14. Llámanos al 914117404 y reserva tu cita. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *