Qué es la carboxiterapia y para qué se utiliza

La carboxiterapia es una técnica muy segura de medicina estética tanto facial como corporal que consiste en la aplicación de microinyecciones subcutáneas de CO2 médico a través de agujas muy finas.

Al introducir CO2 en nuestra piel, los vasos sanguíneos se dilatan provocando la oxigenación del tejido, a la vez que se eliminan diversas toxinas mediante el sistema linfático que hacen que nuestra piel se apague y tenga un tono desigual.

Con esta técnica se consigue mejorar problemas como la celulitis, la piel de naranja, la grasa localizada, la retención de líquidos, las estrías, la flacidez, la falta de elasticidad y ayuda al rejuvenecimiento.

El tratamiento de carboxiterapia se puede realizar durante todo el año y se puede combinar con otros como mesoterapia, radiofrecuencias, sueroterapia, peelings…

Lo habitual es realizar de 5 a 10 sesiones, aunque depende de la necesidad que se quiera combatir y de las características del paciente y se pueden realizar de 1 a 3 sesiones por semana.

Contacta con nosotras, estaremos encantadas de atenderte