Como huir de la temida piel de naranja

¿Cómo cambia tu metabolismo según la edad?
17 febrero, 2020
Cuidados esenciales de la piel sin salir de casa
26 marzo, 2020
Mostrar todo

La celulitis es una enfermedad en el metabolismo que provoca que la piel no se muestre firme y joven. La denominada piel de naranja hace que esta esté irregular con pequeñas depresiones. Esto suele aparecer cuando suceden cambios hormonales, en la pubertad o el embarazo.

Las causas de la celulitis son una sobreproducción hormonal que hace que las células que son adiposas dejen de funcionar correctamente. Al no drenar de forma correcta, las células se inflaman, crecen y se vuelven rígidas, lo que interfiere con la circulación de líquidos. Los posibles motivos por los que sucede esto es:

  • Un cambio hormonal natural
  • Una toma de estrógenos
  • Una vida poco saludable, basada en el sedentarismo
  • Abuso del sodio

Para prevenir la celulitis solo se puede llevar a cabo a partir de una vida saludable, basada en una alimentación adecuada y la realización de ejercicio. Además, evitar las bebidas alcohólicas y el tabaco ayudará a que no se produzca la temida piel de naranja.

Si con todo ello no has podido evitar su aparición, puedes acudir a las ondas acústicas. Estas nos permiten realizar una terapia de activación de impulsos sobre los tejidos y la musculatura del cuerpo a través del aire comprimido. Las ondas acústicas se expanden en forma de una sonda en la piel provocando un aumento de la producción de colágeno y elastina. También utiliza la acción de ultrasonidos de alta potencia para calentar los depósitos de grasa, de este modo se disuelven y se eliminan fácilmente mediante el propio organismo.

La duración del tratamiento son 75 min, 50 de tratamiento, en los que se devolverá la firmeza y juventud a la piel. Las posibles zonas del tratamiento son abdomen y flancos, piernas y glúteos las partes más propensas a la aparición de celulitis. Se pueden llegar a realizar 2 sesiones por semana para acelerar los resultados del tratamiento y volver a conseguir la piel que se tenía antes, tersa y firme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *