Oxigenación con ozono

Es el tratamiento imprescindible para toda la persona que quiere cuidar su rostro y se recomienda incorporar a su rutina habitual de limpieza.

Elimina las impurezas y desintoxica la piel, permitiendo que la circulación vuelva a activarse y elimine bacterias y gérmenes gracias al ozono.

Este tratamiento aumenta el oxígeno en la cara y las células vuelven a respirar por sí mismas.

El resultado es una piel descontaminada y preparada para recibir el resto de tratamientos.

Duración de la sesión: 50min

Tipo de Piel: Todos tipos de piel

Contacta con nosotras